Liga MX

A TRES AÑOS DEL HISTÓRICO DOBLETE DE CHIVAS

Foto: Excélsior

Este viernes 28 de mayo de 2020, se están cumpliendo tres años que Chivas consumara un semestre perfecto al ser campeón de Liga MX y cerrar así el Clausura 2017 con el título de liga y copa; un doblete sin precedentes. Esta gesta que consiguieran los pupilos de Matías Almeyda se sigue alabando y se seguirá por muchos años más, porque como dice su lema: “Solo Mexicanos” consiguieron está procesa para el Fútbol Mexicano.

La motivación por ganar todo

Matías Almeyda llegó a Chivas cuando corría el Apertura 2015 para sustituir a José Manuel de la Torre y comenzar a dejar de lado los años de amargura donde el equipo estaba peleando por no descender. El ‘Pelado’ pasó de tener un equipo que solo aspiraba a sumar puntos para salvarse, a ser un equipo protagonista en el fútbol mexicano.

Una vez se superó la pelea de no descender, el equipo con una gran dosis de talento que encabezaba Orbelín Pineda en el mediocampo y jóvenes canteranos que tenían el hambre de triunfar fue cómo poco a poco Almeyda formó un equipo. Un torneo antes del título, llegó una arma que le hacia falta al equipo tras la salida del histórico Omar Bravo; Alan Pulido se convirtió en el nuevo centro delantero. El Rebaño en este Apertura 20016 dio muestra de sus alcances con un gran juego que le agradaba al público, pero se vio frenado en la liguilla al quedar fuera en cuartos de final ante el acérrimo rival: América.

El golpe fue duro, pero tenía que llegar para ver todas las debilidades de las cuáles el equipo se debía levantar. Previo al Clausura 2017 dónde llegó el título, solo hubo una contratación pero que fue clave: Rodolfo Pizarro firmó en diciembre de 2016. El talento del juvenil era notorio y aportaría lo que hacía falta a Matías y sus pupilos. Lo demostró de inmediato al convertirse en el hombre clave del parado táctico que fue notorio cómo cambió toda la ofensiva del equipo.

Las lesiones, el gran golpe en el Clausura 2017

No fue un torneo sencillo para Chivas cuando consumaron su doceava estrella. El virus de las lesiones fue algo que estuvo a la orden del día y que hizo más notorio el estupendo trabajo de Matías Almeyda desde el banquillo. A lo largo de la temporada regular sus bastiones en defensa Jair Pereira y Carlos Salcido tuvieron problemas musculares que evitaban que la zaga tuviera más minutos juntos en la cancha.

Foto: Plano Deportivo

Los golpes anímicos más fuertes llegaron cuando Isaac Brizuela salió lesionado por una falta de Rubens Sambueza justo a la mitad de la temporada, el pronóstico fue muy malo ya que tuvo una fractura. Esto lo dejó fuera, al igual que Carlos Cisneros por el mismo sector que comenzó con los problemas en su tibia. Fue aquí donde entró el rol fundamental de Rodolfo Pizarro al poderse adaptar a distintas posiciones.

El virus de las lesiones no paró ahí, rumbo a la recta final de la temporada y cuándo se consiguió el título de Copa MX cayó Ángel Zaldívar. El ‘Chelo’ venía sufriendo de su tobillo y ante Morelia fue donde no pudo más teniendo que ausentarse gran parte de la temporada, todo esto lo obligó a ser suplente en toda la liguilla. En ese mismo duelo donde fueron campeones, comenzaron los problemas musculares con Rodolfo Pizarro que se agravaron también, en lo restante del torneo.

Venía la etapa más importante, la liguilla. Y justo en el primer partido, en la ida de cuartos de final ante Atlas, Jair Pereira sufrió un tirón que prácticamente lo dejaba fuera de lo que quedaba del torneo. A todo esto se pudo imponer el equipo y fue donde se demostró la enorme plantilla que había. La defensa fue tomada por Carlos Salcido y Oswaldo Alanís. Los revulsivos al ataque que se consolidaron como titulares fueron Carlos Fierro y Néstor Calderón, que sin ellos; seguramente no hubiera llegado el doceavo título.

La liguilla no fue perfecta

Contrario a muchos equipos que son campeones, en 2017 Chivas tuvo una de las liguillas más accidentadas para un equipo campeón. Supo aprovechar su buena posición en la tabla y utilizarla para avanzar en la ronda de cuartos de final y semifinal. En la primera ronda, abrió perdiendo el Clásico Tapatío ante Atlas por la mínima; pero en casa respondieron y con gol de Orbelín Pineda pasaron a la semifinal.

Ahí se encontraron con Toluca, un equipo con basta experiencia en las fases finales. Doble empate a un gol fue lo que les dio el pase a la gran final. Durante los 180 minutos había el presentimiento que en cualquier momento se le iba la serie a Chivas, pero una vez más apareció ahí la buena táctica de Matías Almeyda del manejo de partido para que así, dejaran en el camino a los Diablos Rojos.

Ante Tigres se vivió una de las finales más raras del fútbol mexicano. Fue un juego perfecto en la ida de Chivas tras 80 minutos y ventaja de dos goles con anotaciones de Rodolfo Pizarro y Alan Pulido. Pero errores arbitrales junto a un mal cierre de partido, puso la serie empatada gracias al doblete de André – Pierre Gignac y que todo se tuviera que definir en Zapopan.

La gran final se llevó a cabo con todo en favor de Chivas. Dominio de todo el juego de Chivas, Alan Pulido con un golazo le dio la ventaja a su equipo en el primer lapso. Apareció en la parte complementaria el ‘Gallito’ Vázquez con lo que era el gol del título. Después vino el descuento de Jesús Dueñas en el agregado que dejó el cierre del partido dramático.

Vino toda la polémica si era penal o fuera de lugar. Lo que es una realidad es que en 2017 no había VAR y con lo rápido que fue la jugada, era imposible que el asistente o Luis Enrique Santander pudieran haber visto si había penal. Ellos señalaron fuera de lugar, que fue la primera acción que pasó y así, Chivas dejaría atrás una racha de 10 años sin título.

El legado del doblete

En Chivas siempre quedará la espinita, que las Chivas de Almeyda pudieron haber hecho aún más época después de este título; pese a que un año después ganaron la CONCACAF Liga de Campeones. El equipo se fue desarmando poco a poco hasta llegar a este 2020 donde solo cuatro jugadores del actual plantel estuvieron en el título ante Tigres. Isaac Brizuela, Jesús Sánchez, Javier Eduardo López y Miguel Ponce se mantienen en Chivas tras estar en la época de oro.

Las bases se dejaron en Chivas y sabiendo cuál es la fórmula del éxito. Las decisiones desde arriba no fueron las indicadas y se siguen viendo las consecuencia ya que Chivas liga cinco torneos sin calificar, precisamente desde este glorioso Clausura 2017. Será muy complicado que otro equipo en México pueda lograr una temporada como la que marcó el Club Deportivo Guadalajara.

Tanto América como Tigres se han quedado cerca, pero no lo han podido conseguir. Chivas ahora tiene un camino que parece verá la luz muy pronto teniendo un equipo muy similar en cuanto a talento. Y lo más importante, jóvenes con la hambre de hacer historia en el Guadalajara buscando hacer su propia carrera exitosa.

Fue tanto el impacto que tuvo este torneo en Chivas, que unos meses después fue estrenada Chivas: La Película. Un filme que narraba el año futbolístico donde se expone la proesa que conquistó el equipo. Con los testimoniales de Matías Almeyda, Jesús Sánchez y Carlos Salcido, principalmente, los aficionados y público en general se pueden dar cuenta del impacto que tuvo Almeyda en este equipo para conseguir ese doble título.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recientes

Gambetero.com dando voz a la afición

Copyright © 2015 Gambetero.com. powered by Solución Creativa.

To Top
Powered by Live Score & Live Score App