Los Expertos

«DESDE LA RED» POR JUAN CARLOS MONROY: CARTA ABIERTA AL CLUB AMÉRICA

Hoy no es un día como cualquiera, hoy desperté sabiendo que el 12 de octubre del 2016 significa hablar de un equipo que cumple su primer Centenario de vida rompiendo paradigmas, dando de qué hablar 24 horas 365 días al año, que se puede convertir en tu mejor sueño o en tu peor pesadilla, un club que para un servidor se ha convertido en un estilo de vida: las Águilas del América.

Hoy es de esas pocas veces donde la pluma de la objetividad puede pasar a la pluma del aficionado, la del que está a muerte con la institución, la del que exige pero que vive al máximo los mejores 90 minutos de cada fin de semana.

Corría el año del 96, momento en que un servidor comenzó a ver las cosas de otro modo, poco a poco fue llegando el saber del porqué de cada una de ellas y del entorno que tiene la vida.

Fue entonces cuando llegó el momento  que todos los que amamos al futbol tenemos una vez (a excepción de los villamelones) elegir a ese equipo que defenderás a muerte y que pase lo que pase debes estar con él hasta el final.

Las noticias deportivas de tajo hablaban del América y mi señora madre como fiel seguidora al conjunto de Coapa, me hablaba de las épicas batallas de los 70’s y 80’s, de la magia de Carlos Reinoso, del olfato goleador de Enrique Borja, del golpe privilegiado del ‘Pata Bendita’, de la clase de Antonio Carlos Santos, de las tardes de ver al antiamericanismo arder del coraje y de los festejos inigualables con la afición azulcrema en la familia (‘Zurdo’, tío Fernando, espero lean esto)

A pesar de que el anti al cuadro azulcrema número 1 más cercano a mí (mi padre) intentó llevarme por la senda de otros colores, la decisión se tomó, defendería junto a mi madre los colores de la escuadra capitalina.

Hoy en día puedo decir que es una de las mejores elecciones de mi vida. América es precisamente un estilo de ello, como dijera uno de sus spots recientes, tratas a desconocidos como hermanos y presumes por todo lo alto cada triunfo que retuerce a medio país.

El americanista es soberbio, muy orgulloso, en ocasiones altanero y la humildad no encaja del todo (por ende la polémica con Ricardo Peláez y ‘Nachito’).

Alegrías, tristezas, corajes, desencuentros, problemas con la entonces novia, sorpresivas decisiones que bien por un Clásico Nacional ante el acérrimo rival te pierdes momentos clave en una etapa de la familia (Papá, solo fueron 90 minutos), distinción de tu personalidad – No es un “Buenos días Monroy”, es “¿Cómo le fue a tu América este fin?” “¿Con quién va tu América en la siguiente fecha? “ “Ahora sí me puedo burlar, golearon a tu América” –  es gritar a full cada gol, cada jugada, cada mala marcación del árbitro a la TV y que se enteren tus vecinos por la magnitud de cada una ellas en la voz, es guardar compostura en un palco de prensa de un Estadio rival, porque merece respeto el club que te acreditó.

América es eso, y si no lo vives, no lo puedes entender. Felicidades a todo el americanismo en este día tan especial. Disfruten en su máxima expresión pero una vez quitándose el confeti, no dejen de exigir, porque acá no es de solo cumplir con una Liguilla, es de seguir reventando las vitrinas a más no poder, hasta con el más sencillo torneo en disputa.

Y de paso un saludo también a todo al antiamericanismo, que queramos o no, es un complemento de esta grandeza que vive el club, porque siempre están ahí al pendiente de lo que hagan o dejen de hacer las Águilas. Y es que seamos honestos ¿Qué sería ‘Batman’ sin un ‘Joker’?

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recientes

Gambetero.com dando voz a la afición

Copyright © 2015 Gambetero.com. powered by Solución Creativa.

To Top
Powered by Live Score & Live Score App