Los Expertos

“DESDE LA RED” POR JUAN CARLOS MONROY: PÍDELE AL TIEMPO QUE VUELVA

Son varias las ocasiones en que me he declarado como un amante del romanticismo en el futbol, ya sea en la forma de una expresión del aficionado a su equipo, de alguna historia en específico, y en esta ocasión quiero hablar de la cuestión que representaban ciertos estadios en el balompié nacional.

Desde el pasado fin de semana este texto estuvo en mi mente y quise irlo desarrollando poco a poco. Todo inició en el momento en que  encendí mi TV para ver el Santos vs Morelia en el denominado TSM. ¿Qué ha pasado con la comarca lagunera? ¿En qué momento el visitar a los Guerreros fue dejar de temerle al territorio norteño?

El viejo Estadio Corona para los que pudieron conocerlo (ya sea a la distancia o asistir al mismo) era un verdadero infierno para los rivales. Primeramente desde las cuestiones climatológicas (en su mayoría el calor) era sofocante, aunado a que la mayoría de sus ocasiones estaba lleno y la gente no solo iba a ver el partido, iba a vivirlo, a ser parte de él y agregue usted la cercanía que tenían las gradas a la cancha. Santos hizo ahí mucha historia y a partir de la modernización de pasar al TSM, algo ocurrió.

No pesa la nueva casa lagunera, las gradas cada fin de semana lucen más vacías y muchos equipos al menos ya tacharon de su lista de recintos complicados, al del Santos.

Tras seguir meditando mi escrito, invité a los seguidores de mi cuenta de Twitter (@Jc_Monroym) a decirme qué otros estadios consideran han dejado de pesar en nuestro país. Inmediatamente llegaron comentarios y coincidí con la mayoría de ellos.

Uno de los que más destacó es el Estadio Azteca y esto sin duda es una realidad. El aficionado americanista de la capital se volvió desde hace mucho ‘convenenciero’. Cuando las Águilas llegan a la Liguilla (y hasta Semifinales), ahí lucen para hacer acto de presencia y ahora sí apoyan a todas luces llenando el Coloso de Santa Úrsula.

Si bien no tuve la fortuna de vivir los años 80´s donde las entradas (en los videos) lucen todavía mejor que hoy en día, algún tiempo en los finales de los 90’s, principios de los 2000, el Azteca todavía era otra cosa. ¿Cuántos eran los rivales que salían goleados en su visita a las Águilas? Por poner ejemplos concretos: León, Tigres y Rayados eran clientes (aunado a los Veracruz, Morelia y Puebla) Hoy en día muchos de estos equipos ya no sienten temor alguno, la afición americanista (insisto de la capital, porque el de provincia llena cuanto estadio tenga oportunidad), no vive el partido, no se hace sentir.

Otro recinto que obviamente tras la decadencia que vive ‘La Máquina’ fue a menos, es el Estadio Azul. Sí, sí hubo un tiempo que el recinto capitalino era una plaza complicada. Pero creo que éste en específico no tiene mucho de sorpresa, la hinchada celeste se ha ido cansando año tras año y lo mejor para ellos ha sido el dejar de asistir.

El Nemesio Diez dejó de pesar tras el cierre del ciclo infernal que conformaron José Saturnino Cardozo, Hernán Cristante, José Manuel Abundis, Fabián Estay, Vicente Sánchez, Víctor Ruíz entre otros… Si bien ahora la casa del ‘Diablo’ es moderna y muy elegante, la afición choricera está en esa transición complicada, tal vez de no poder hacerse a la idea de cómo el tiempo voló tan rápido y los nuevos rostros escarlatas no han podido detonar en espectacularidad y títulos, como fuera en el ayer.

Finalmente y cerrando esa cuestión del romanticismo en el futbol que tanto me gusta expresar, si bien el Estadio BBVA SÍ PESA (irónicamente cuando más debió de, les invadió el nerviosismo e incredulidad en la Final Regia), no tiene la misma magia que solía poseer el Tecnológico.

Me queda claro que mucho rayado de moda tiene el acceso al ‘Gigante de Acero’, ya que, el que iba al ‘Tec’, era aquel de cepa, de las peores a las malas y de estas a las buenas y excelentes. Solo lo puedo calificar como ya lo hice, como mágico, al ya casi extinto Tecnológico que por más irónico que suene, pesaba más que el hoy moderno recinto que se ubica en Guadalupe Nuevo León. Por algo será.

PD. Ojalá la FMF deje de querer robots en las gradas y que permitan el color como en los viejos tiempos, con banderas, ‘papelitos’, pirotecnia bien controlada por parte de las directivas de cada equipo, globos etc… De paso deberían ahorrarse  su protocolo de entrada que solo quita tiempo.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recientes

Gambetero.com dando voz a la afición

Copyright © 2015 Gambetero.com. powered by Solución Creativa.

To Top
Powered by Live Score & Live Score App